¡Ampliando Cultura!

Efecto Pigmalión.


     El efecto (o síndrome) pigmalión se produce cuando un conjunto de circunstancias provoca un aumento o un detrimento en la capacidad de un sujeto para realizar una actividad o un conjunto de ellas.

     El caso más común de efecto pigmalión se da en los colegios. Por ejemplo, si se realizan unos tests de inteligencia a un grupo de alumnos, es muy probable que los alumnos que obtengan unos resultados altos en dicho test, aumenten sus calificaciones y mejoren su comportamiento ante diferentes situaciones de la vida (síndrome pigmalión positivo) por el mero hecho de haber obtenido una calificación superior.

     Sin embargo, los alumnos que hayan obtenido un resultado bajo en el test de inteligencia, es altamente probable que comiencen a obtener peores resultados en los exámenes y su forma de actuar ante diferentes situaciones empeore; en dicho caso se estaría produciendo un efecto pigmalión negativo.

     El explicado síndrome o efecto se produce en muy diversos ámbitos cotidianos, por ejemplo, en el trabajo. Si un empleado es felicitado por su jefe en sus primeros días por desempeñar un buen trabajo, es muy probable que dicho empleado comience a mejorar más aún obteniendo mejores resultados. También puede darse el caso inverso, en el que un trabajador es reprimido por su superior por la mala realización de un trabajo y por dicha circunstancia comience a realizar peor sus trabajos.

     El efecto pigmalión es un clarísimo y óptimo ejemplo de la teoría del autocumplimiento. Realmente, dicho efecto es puramente psicológico y afecta a la forma de afrontar situaciones ante la vida y a la autoestima de las personas. Un individuo que es considerada por todos de muy inteligente, seguramente tratará de seguir ampliando sus cualidades, mientras que si es considerada una persona un tanto limitada, probablemente se produzca un detrimento en ellas.




Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: